miércoles, 30 de noviembre de 2016

LEYENDA GUARANI: "EL SOL ROJO"



Cuenta la leyenda que entre los indios mocoretaes había un apuesto nadador joven y valiente llamado Yta (Igtá) que se enamoró y quiso casarse con la más bella de las mujeres de la tribu llamada Pykasú.  

Los padres de Pykasú aprobaron tal boda y el adivino interpretó que la Luna aprobaba la boda y pasadas tres lunas se celebró la boda. Pero algo faltaba, la aprobación del dios Tupá. Al día siguiente calló una gran tormenta lo que para ellos indicaba que Tupá estaba descontento con aquella boda y la desaprobaba.

Como se querían, a la mañana siguiente los jóvenes decidieron huir, se arrojaron a la laguna con la intención de llegar a una isla. Los demás, reunidos en la orilla de la laguna, al verlos alejarse, les insultaban con la intención de llevarse bien con Tupá. Del insulto se pasó a las flechas, hasta que  Yta y Pykasú tal vez heridos, desaparecieron. En ese preciso momento, el Sol, que se hundía en el horizonte, tomó color rojo muy intenso; tiñendo el cielo.

En el programa A Hombros de Gigantes de RNE  y dentro de la sección  que explica grandes hechos históricos, mitos  y leyendas desde el punto de vista de la física, viajamos en el tiempo para explicar esta antigua leyenda guaraní desde el punto de vista y responder con ello a la pregunta ¿porqué el Sol es rojizo al atardecer? 


En el atardecer los rayos solares recorren una mayor distancia en la atmósfera, si lo comparamos sobre todo con el medio día que está justo encima. Al recorrer una mayor distancia interactúan con más partículas provocando con ello que se disperse aún más las longitudes de onda corta (el azul y el violeta) llegando directamente hasta nosotros la luz roja principalmente. Además, cuanto más contaminantes tenga la atmósfera.
Puedes escuchar el programa y la explicación completa si pulsas sobre el siguiente enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario